Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Nov.- El Presidente Enrique Peña Nieto y Mandatario electo Donald Trump acordaron reunirse durante el periodo de transición para determinar hacia dónde caminará la relación bilateral entre México y Estados Unidos.
“Acorde con el Presidente electo reunirnos, preferentemente durante el periodo de transición, para definir, con toda claridad, el rumbo que habrá de tomar la relación entre ambos países.
En un mensaje a medios, Peña informó que llamó por teléfono al republicano para felicitarlo y reiterarle que su Gobierno está dispuesto a trabajar con determinación para fortalecer la relación.
“Los mexicanos vamos a iniciar esta etapa con seguridad y determinación, pero lo más importante, en unidad”, dijo.
El Presidente Peña Nieto aseguró que en su conversación con el ahora Presidente electo no se tocó el tema del muro que él propuso en campaña.
El mexiquense confió en que Trump cumplirá su compromiso de tener, con los países vecinos, una relación de coincidencia y no de hostilidad o conflicto.
“En su discurso de victoria, el Presidente electo expresó su disposición para trabajar con todos, con todas las personas y todas las naciones, buscando coincidencias y no hostilidad, alianzas y no conflictos, y México comparte esta visión”, abundó.
Peña resumió la llamada como cordial, amable y respetuosa en la que coincidieron, dijo, en que deben trabajar por una relación de confianza y de futuro compartido, pues México y Estados Unidos son socios y aliados.
Acordaron que sus equipos se reunirán de inmediato para delinear una agenda que tendrá como ejes la seguridad, la cooperación y la prosperidad.
“Como Presidente de México me entregaré con toda mi capacidad, auténticamente en cuerpo y alma, a velar por los derechos, el bienestar y los intereses de los mexicanos, donde quiera que se encuentren”, dijo.