Édgar Contreras/Agencia Reforma

CDMX.- Aarón Padilla está emocionado por el homenaje que le realizarán los Pumas el domingo en el marco del partido contra el América y estará escoltado por dos grandes amigos como Enrique Borja y Rafael Puente.
En el Estadio Olímpico Universitario afinan detalles para honrarlo. Este viernes se proyectó en la pantalla el video que pasarán los auriazules el domingo y en el que destacan imágenes de Padilla como jugador, tanto con Pumas como con la Selección Mexicana, así como muchas de su etapa como directivo acompañadas de la leyenda “Gracias Aarón”. Su hijo, Aarón Padilla, platicó con CANCHA sobre las sensaciones que tiene su padre.
“En CU, contra América, con estadio lleno, va a vibrar y va a ser bastante emotivo pisar esa cancha. También va a estar Enrique Borja acompañándolo y creo que sin duda para ellos es recordar toda su época en esos años de los 70 y para uno el volver a vivir cómo fuiste creciendo con todas esas anécdotas para volverte futbolista, en lo personal.
“Van a estar también Rafa Puente, Luis Regueiro, toda la familia, hermanos, sobrinos, nietos y algunos otros amigos que lo acompañarán de Pumas”, expresó.
“Como hijo te sientes orgulloso de ver este tipo de reconocimiento, recordar toda su trayectoria, sabemos que ha dado su vida por el futbol, creo que va a ser muy emotivo el poder estar con él pisando la cancha que tanto pisó él, se entregó a esa institución muchísimos años, fue su vida entera, es una cosa muy emotiva para toda la familia y seguramente para él lo será al 100%.
“Agradecido con Pumas por este homenaje porque a lo mejor no suele hacer homenaje a sus futbolistas, agradecerles”, mencionó.
Reveló que después del homenaje que le realizaron en Pachuca lo motivó demasiado al convivir con sus amigos e incluso ha repasado una y otra vez las fotografías de aquella ocasión.
Padilla de 74 años de edad, vistió la camiseta de los Pumas y el Atlante. Participó en los Mundiales de Inglaterra 66 y México 70. Durante la década de los 90 fue titular de la Comisión Disciplinaria, también fungió como presidente del Consejo Técnico de Pumas, durante la época del bicampeonato en el 2004. Padilla padece una enfermedad degenerativa, que ha ido minando sus recuerdos, pero este domingo se espera que vuelva a vibrar con la Goya que tantos años entonó.