Estrés, consumo de tabaco y alcohol, medicamentos para el dolor y malos hábitos alimenticios provocan acidez estomacal, señaló Enrique Flores Bolaños, director de Atención Primaria a la Salud del Instituto de Servicios de Salud del Estado de Aguascalientes (ISSEA).

Explicó que la acidez de estómago consiste en una sensación de ardor o quemazón interna, que va desde el esternón hasta la garganta, debido al reflujo o subida de secreciones ácidas hacia el esófago.

Destacó que esta molestia se puede presentar a cualquier edad, pero entre más años se incrementa el riesgo de padecerla, y es más común entre los hombres.

Las bebidas carbonatadas y las comidas copiosas pueden propiciar la aparición de la acidez, mientras que el consumo de alcohol y de tabaco la empeoran, recalcó.

Asimismo, dijo, los medicamentos para el dolor y los ansiolíticos favorecen la aparición de la acidez.

Mencionó que es una de las afecciones gástricas más comunes entre la población, por lo que en muchos casos, es posible controlarla mediante modificaciones al estilo de vida y el uso adecuado de medicamentos.

Sin embargo, señaló, si ésta se presenta con una frecuencia de dos o más veces por semana, y se percibe sangre o pérdida de peso, podría tratarse de un problema más grave como el reflujo gastroesofágico.

Ante esta situación, se debe remitir al paciente con un gastroenterólogo, quien en primera instancia hará una endoscopía para ver el grado en que se encuentra la enfermedad, y recetar el tratamiento adecuado para prevenir su recurrencia o el desarrollo de complicaciones en pacientes con esofagitis.

En muchas personas, el reflujo gastroesofágico es una enfermedad crónica y recurrente, por lo que el tratamiento puede ser a largo plazo y, posiblemente de por vida, para que controle los síntomas y prevenga complicaciones, concluyó.