Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 9-Nov .- Políticos opositores endosaron ayer al Gobierno del Presidente Enrique Peña el impulso al republicano Donald Trump para su éxito electoral en Estados Unidos.
“Nos duele pensar que el Gobierno mexicano tuvo responsabilidad en estos resultados al invitar a Los Pinos a Donald Trump, justo cuando su campaña atravesaba su peor momento”, declaró el dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya.
El ex líder del PRD y diputado federal, Agustín Basave emitió anoche un tuit reclamando a Peña su apoyo a Trump. “¿Qué se siente, presidente @EPN, ser parte del éxito del candidato antimexicano, haberlo levantado cuando iba en picada? Ccp @LVidegaray”, escribió.
“El triunfo de Donald Trump es una gran pérdida para el mundo y sobre todo para México. Nos espera una situación adversa en todos los sentidos, empezando por el económico pero también pasando por otros temas que compartimos en la agenda bilateral. Es una pésima noticia para los mexicanos y los latinoamericanos que viven en Estados Unidos”, dijo por su parte el coordinador parlamentario de Movimiento Ciudadano, Clemente Castañeda.
El primero en reaccionar, apenas sobre las 21:00 horas, cuando se perfilaba la tendencia ganadora para Trump, fue Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena.
El tabasqueño consideró que fue un error, “de los integrantes de la mafia del poder en México” tomar partido en la contienda electoral norteamericana.
“Se olvidaron del principio de no intervención y autodeterminación de los pueblos. De todas maneras, ante cualquier circunstancia, vamos a estar unidos. Llamo a todos los mexicanos a la serenidad. Tenemos que salir adelante”, manifestó en un video difundido por YouTube.
El panista Anaya pidió a Peña, en una declaración escrita, que es obligación gubernamental ahora defender a los mexicanos en Estados Unidos.
“Hacemos un llamado enérgico al Gobierno a actuar con firmeza, defendiendo los derechos de los mexicanos que viven en Estados Unidos, y defendiendo la dignidad nacional en la relación bilateral”, planteó.
Tras sostener que esta coyuntura propicia un momento de unidad en México, Anaya observó que la victoria de Trump ameritaba una profunda reflexión.
“Hay un hartazgo ciudadano hacia los políticos de siempre, fenómenos así han estado ocurriendo en varios países recientemente. Estamos ante un fenómeno de reacción contra las élites tradicionales. De ahí la necesidad de que los partidos nos regeneremos, nos renovemos y nos acerquemos a los ciudadanos, como hemos estado haciendo en el PAN en este último año”, manifestó.
El presidente de Morena abundó en que debiera privar la calma.
“No hay motivo de preocupación con el resultado de las elecciones en Estados Unidos, no hay que olvidar que México es un país libre, independiente y soberano”, señaló López Obrador.
“Ante cualquier circunstancia vamos a estar unidos. No va a haber problemas mayores, se los aseguro porque vamos a hacer valer nuestro derecho a la soberanía esté quién esté en el Gobierno de Estados Unidos”, sentenció.