Es posible que en algún momento, amable lector, haya tenido en sus manos un rompecabezas que casi en automático busca resolver. Este juego requiere de paciencia y extrema atención, que se construye paso a paso para localizar la pieza exacta que embone con las demás.

Pues bien, algo similar ocurre con los partidos políticos cuando las decisiones se toman en la mesa, lo que antiguamente se conocía como el “dedazo” y que hoy se hace en el cuarto de planchado para que las candidaturas salgan sin rugosidades, tan naturalitas que cause admiración y envidia de los oponentes, aunque adentro más de uno quede con el entripado.

Los últimos días han sido de enorme actividad adentro y afuera de los organismos tratando de obtener la seguridad que será de los beneficiados. Cada quien en su nivel exige respeto a la cuota de género, de esta manera si es candidato a gobernador que la alcaldía de la capital sea para una mujer y en caso contrario, si es una mujer la candidata que un hombre vaya por la presidencia. En el caso de los otros diez ayuntamientos hay una lucha frenética por hacerse de los espacios, principalmente de los varones, sólo que si hay respeto a la disposición constitucional cinco de ellos serán para hombres y cinco para mujeres, la cuestión será saber cuáles para unos y otras, y en las mismas circunstancias están las 18 diputaciones de mayoría y las 9 de representación proporcional.

Por lo anterior los partidos pretenden que la convocatoria para el registro de candidatos sea sólo de simple trámite, ya que para entonces se tendrán candidaturas de “unidad” y sustentadas con documentos firmados por los excluidos, en que aceptan el veredicto y que además en una muestra de disciplina se sumarán a las campañas.

Hasta ahí la actividad interna, la que se vive en estos momentos, porque la otra, que será igual de estresante, es la que se cocina en los comités nacionales con las coaliciones. Aunque hay varios líderes locales que fanfarronean, de que están en pláticas con otras formaciones, es de sobra conocido que es en el CEN donde se hace todo y sólo les avisan los términos de los convenios.

Una vez que se acepta ir coligados viene el acomodo de las piezas, el qué me das y qué te doy, siempre buscando unos y otros quedarse con lo mejor del pastel y es cuando varios de los que internamente tenían la precandidatura asegurada les informan que esa posición será para otro partido.

El fondo radica en que – por ahora – ninguno puede estar confiado, así tenga la palabra de un dirigente local, nacional o de alguna personalidad, ya que sus posibilidades dependerán de lo que exija el aliancista, que en ocasiones es lo que crea conflictos que echan al traste un proceso.

En las condiciones actuales es difícil encontrar un punto intermedio, ya que si algún interesado se espera hasta conocer si habrá o no coalición puede quedar fuera, y si acelera el registro en su partido corre el peligro que le pase lo que al cuervo de las dos tortas.

Parte de esta situación se debe a la ansiedad que hay por estar en primera línea y a los recovecos legales por donde se filtra la acción partidista anticipada..Si en estos momentos no hay convocatorias no debería haber reuniones en la exploración de afinidad entre los postulantes, pero las hay así se diga lo contrario, lo que calienta el ambiente político y que luego crea las contracampañas.

De acuerdo al artículo 132 del Código Electoral para el Estado de Aguascalientes, el registro interno de precandidatos a gobernador se hará en la tercera semana de enero y las precampañas darán inicio el primero de febrero, en tanto el registro a las precandidaturas a las diputaciones y ayuntamientos será en la última semana de enero y las precampañas comenzarán el 10 de febrero. En caso de que algún partido tenga prevista la celebración de una jornada de consulta directa o externa, ésta se realizará en los términos y plazos establecidos para las precampañas.

En lo que se refiere a las coaliciones el mismo Código, en su artículo 57, señala que pueden ser “totales, parciales o flexibles”. En la coalición total los partidos coligados postularán la totalidad de los candidatos; en la parcial podrán postular al menos el 50% de las candidaturas, y una coalición flexible es aquella en que presentarán al menos un 25% de las candidaturas. En las tres opciones deberá presentarse una misma plataforma electoral.

Lo comentado es la situación en que se encuentran ahora los partidos y los aspirantes y aquello que se cumplirá próximamente, por lo que se está en los umbrales de que se descorra el velo y se conozca quien terminó de completar el rompecabezas.

 

ESPEJO DE VESTIR

“Los candidatos independientes deberán tener un liderazgo real y un proyecto sólido, que no se haya desprendido por ocurrencia, donde los aspirantes cuenten con un prestigio y desempeño profesional probado.

“La incursión de empresarios en la política no es un fenómeno nuevo, por lo que su inclusión en fórmulas y posiciones de cargos de representación popular, ya sea por la gubernatura, alcaldías y diputaciones es bienvenida, siempre que estén preparados para ocupar tan importantes cargos y tengan una imagen intachable.

“Debe tenerse un gran cuidado sobre los empresarios que aspiren a convertirse en candidatos ciudadanos, los cuales deben tener valores y principios probados, que pudieran demostrarse con una participación genuina y reconocida en asociaciones civiles, clubes rotarios, o actividades de filantropía.

“La iniciativa privada debe ser ejemplo de probidad como un ente que es crítica con la clase política”.

Conceptos claros, precisos, del empresario Humberto Martínez Guerra (El Heraldo, 28/XII/2015).

QUÉ TIEMPOS AQUELLOS

El rostro de la pobreza no tiene colores partidistas ni en él aparecen siglas o imágenes, simplemente su vida está al margen del progreso que tanto se pregona. Hubo épocas en que las campañas políticas representaban un alivio momentáneo a sus penurias, al recibir algún artículo de beneficio personal o familiar, pero eso se acabó porque a los políticos les parecía que este tipo de apoyos era una especie de lavado de cerebro que más tarde se traducía en votos.

Para terminar con esa situación introdujeron en la ley todo aquello que no está permitido a los candidatos, principalmente tenderle la mano al que menos tiene, ya que quien lo haga se toma como una violación que significa una multa y hasta perder el registro de la candidatura.

En estas condiciones es materialmente imposible que no sólo los partidos y sus abanderados sino los tres niveles de gobierno puedan auxiliar a 167,000 familias de Aguascalientes que se quedaron sin señal de televisión a partir del pasado uno de enero, debido al tan publicitado “apagón analógico”.

Para tener acceso a la señal de los canales abiertos se debe tener un aparato digital o colocar un convertidor en el tradicional, lo que difícilmente pueden lograr para quienes tienen un ingreso limitado, ya que si no tienen alrededor de 1,500 pesos para el citado convertidor, menos miles de pesos para comprar un dispositivo digital.

La administración pública, tanto federal como estatal y municipal, están impedidas legalmente para ir en su auxilio y menos durante el actual proceso político-electoral, por lo que se priva de la única distracción que tenían 167,000 hogares, no quedándole de otra que seguir en las circunstancias que están, lo que por otra parte luego se preguntan los políticos porqué es tan elevado el abstencionismo.