CIUDAD DE MÉXICO.- Abner Mares, tres veces campeón del mundo en distintos pesos, ve con buenos ojos contar con un segundo chance en su vida para poder colgarse una medalla olímpica.

El tapatío reveló que sí aceptaría una invitación para representar a México, una vez más, en una justa veraniega, en este caso, en Río 2016.

Y es que Mares fue eliminado en la primera ronda del torneo de los Juegos de Atenas 2004 en la división de los Gallos por Zslot Bedak por 27-24, una pelea que le dejó siempre una espina clavada.

Irónicamente, ahora con las nuevas modificaciones al reglamento por parte de la AIBA -de que profesionales sean parte del boxeo olímpico-, a Abner se le abren las puertas de poder volver al ring amateur para combates de tres asaltos.

“Sería algo bonito, claro que me gustaría ir, a quién no le agrada tener una segunda oportunidad de ir por una medalla.

“Nadie me ha dicho nada aún, pero yo estaría disponible y sí podría, pero primero, mi mente está en la pelea de título que tengo en unos días, aunque debo de señalar que se me hace que tendrá ventaja sobre los amateurs, es un poco injusto creo, pues yo llegó ya con más experiencia y ellos son unos chavos que van empezando”.

Abner, de 30 años de edad, disputará la corona mundial Pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) el próximo 25 de junio ante el argentino Jesús Cuéllar, en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York.