Incrementa la tendencia de padecimientos crónico-degenerativos que afectan al aparato digestivo; por fortuna, en la actualidad se cuenta con mayor tecnología y avances médicos para enfrentar enfermedades como colon inflamado, variantes de apendicitis y pancreatitis que antes no eran tan frecuentes, señaló el cirujano gastroenterólogo David Reynoso Talamantes.

Destacó que es cada vez más común el uso de aparatos de ultrasonido con mayor definición, que permiten intervenciones específicas con menor riesgo y sin tener que hacer incisiones tan grandes.

“Antes, para operar se tenía que abrir el estómago y buscar el sitio donde estaba sangrando, en la actualidad se tienen estudios de endoscopia; a través de un visor, se identifica el punto y se tiene la posibilidad de poner clips, ligas, infiltraciones de sustancias y detener la hemorragia, antes difícil de obtener”, profundizó.

Además, Reynoso Talamantes indicó que las patologías que atiende el área de gastroenterología se detectan con más frecuencia, debido a que la población cuenta con un mayor nivel de preocupación y capacidad de atenderse.

“Una persona de recursos económicos bajitos, antes le costaba mucho trabajo acercarse a un hospital porque en la comunidad donde vivía no había ni Centro de Salud; en la actualidad dispone de la facilidad de tener médico, hospital en el mismo municipio donde vive”, acentuó.

No por ello, el gastroenterólogo descartó el aumento de enfermedades oncológicas y de ASUS, que se refiere a los cambios atípicos en las células escamosas del cuello uterino, que pueden ser indicios de este tipo de cáncer; por eso, recomendó evitar automedicarse, cuidar el manejo de los alimentos y lavarse frecuentemente las manos.

“Una alimentación sana, que incluya la ingesta necesaria de agua, frutas, verduras y prevalecer en todo ello un buen nivel de sanidad, es la clave para prevenir enfermedades, así como acudir al médico ante cualquier funcionamiento anormal de su cuerpo”, concluyó.