Sexagenario fue detenido en cumplimiento a una orden de aprehensión. Enfrenta el delicado delito de violación equiparada, en agravio de propia nieta. La víctima tiene escasos 13 años edad y, lamentablemente está privada del sentido de la vista.
Irónicamente, la menor estaba en casa de sus abuelos maternos para que la cuidaran, mientras su mamá iba a trabajar. El ahora acusado aprovechó para consumar la bajeza; no le importó que es una niña, su propia nieta, y que no ve.
La orden de aprehensión fue girada por el Juez Mixto de Primera Instancia con sede en Pabellón de Arteaga, en contra de Manuel N N, de 66 años de edad y vecino de la comunidad Ojo de Agua de los Sauces, en el municipio de Asientos.
Ya al tanto de los hechos, la madre de la menor acudió a interponer la denuncia ante el Agente del Ministerio Público. Declaró que el pasado 12 de mayo del año en curso, llevó a su hija al domicilio de sus padres -de la denunciante- ubicado en la comunidad de Ojo de Agua de los Sauces. La dejaría a cargo de los abuelos maternos.
Más tarde, cuando la señora concluyó sus actividades, regresó a la vivienda por su hija. De inmediato percibió en ella una actitud nerviosa. Le preguntó qué sucedía y la víctima rompió en llanto. Luego se limitó a pedirle que se fueran a casa pero de inmediato.
Ya en su domicilio, la señora volvió a preguntarle qué sucedía. Y entonces empezó la narración del aterrador ataque. De la pesadilla que sufrió en casa de los abuelos.
Detalló que el ahora presunto responsable la invitó a jugar, lo cual no le pareció extraño. Al fin y al cabo, era su abuelo. Cómo iba a saber o imaginar que la atacaría. Inicialmente el juego inició de manera normal. Sin embargo, en forma repentina el indiciado la sujetó con violencia y la ultrajó. Ella no pudo gritar pidiendo ayuda porque el agresor le tapó la boca.
Ya interpuesta la denuncia se dio cauce a las investigaciones encabezadas por el Agente del Ministerio Público y el personal de la Policía Ministerial. Luego se logró obtener la orden de aprehensión por parte del Juez Mixto de Primera Instancia del municipio de Pabellón de Arteaga. Los agentes se encargaron de cumplimentarla en la mencionada comunidad.
El sexagenario fue trasladado al CERESO Aguascalientes, en espera de que el juez le resuelva la situación legal.