CDMX.- El único hijo del Mimo de México, Mario Moreno “Cantinflas”, quien vivió muchos años entre problemas legales y escándalos por disputas de la herencia de su famoso padre, dejó en orden sus asuntos legales antes de morir, ayer, a consecuencia de un infarto.
Por ello, de acuerdo con su viuda, Tita Marbez, el testamento de Mario Moreno Ivanova será abierto hoy.
Marbez, directora adjunta de la empresa Cantinflas World, que ambos crearon, dijo que cumplirá cabalmente con los deseos de su esposo.
“Lo que él haya escrito en su testamento es lo que voy a hacer. Nada está pendiente, porque la empresa sigue en pie”, expresó.
Pese a que llevaba un año separada de Moreno Ivanova, Marbez aclaró que mantenía buena relación con él.
Incluso contó que se vieron el viernes e intercambiaron mensajes de Whatsapp el domingo.
Moreno Ivanova dejó de existir a los 57 años en la casa de su prima, Paty Moreno, donde se había mudado hace algunos meses.
Debido a que desde niño tuvo problemas de hipertiroidismo (producción de demasiada hormona tiroxina, que puede aumentar el metabolismo), precisó Marbez, el hijo de “Cantinflas” cargaba en el cuello una pastilla para controlar alguna complicación.
“Mario tenía en el cuello un collar que yo le había dado, con una pastilla, pero no alcanzó a abrirla, eso le hubiera dado cuatro horas más de vida”, dijo.
El proyecto de la serie sobre la vida de “Cantinflas” sigue en pie, señaló la viuda, así como también trasladar los retos de “Cantinflas” a la Rotonda de los Hombres Ilustres.
Sus restos serán cremados hoy y sus cenizas serán colocadas en el Panteón Español, donde descansa su hijo Mario Patricio Ivanova. (Arturo Perea/Agencia Reforma)