Benito López
Agencia Reforma

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas 14-Mar .- A menos de siete meses de que concluya la Administración estatal, la fuerza policial que combate al crimen organizado en Tamaulipas disminuye, mientras que el clima de violencia ha resurgido.
Durante los últimos tres años, la entidad contaba con 19 mil 040 elementos de las fuerzas federales y estatales, pero entre diciembre pasado y febrero de 2016 la cifra de efectivos bajó a 12 mil 500, lo que representa una disminución del 34 por ciento.
A su vez, el delegado de la Secretaría de Gobernación (Segob) Rabindranath Juárez, dijo que hasta enero Tamaulipas sumaba unos 13 mil 500 efectivos federales en los distintos operativos y estrategias vigentes en el Estado.
Sin embargo, el Secretario General de Gobierno, Herminio Garza Palacios, dijo ayer actualmente hay casi 10 mil elementos estatales y federales trabajando en el Estado.
“Estamos creciendo también en el número de policías estatales, estamos trabajando también con la Policía estatal y la Policía federal, la Sedena, la Semar, todos trabajando juntos, traemos casi 10 mil elementos en el estado trabajando”, aseguró.
El debilitamiento más fuerte de las corporaciones en Tamaulipas comenzó en diciembre del año pasado, cuando 2 mil 800 efectivos de la Policía militar salieron de los 22 municipios en los que estaban comisionados, luego de que el Gobierno estatal no renovó el convenio con la Sedena para su permanencia.
Ismael Quintanilla Acosta, titular de la PGJE, dijo que ayer se fueron de Ciudad Victoria los últimos 28 elementos, de un total de 240 desplegados en 14 municipios para realizar funciones ministeriales, de la Policía Federal Investigadora.