Tras reprobar el asesinato de un juez federal en el Estado de México, el magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia en el Estado, Juan Manuel Ponce Sánchez afirmó que ni los homicidios ni las amenazas a los juzgadores serán obstáculo para que los jueces realicen de forma limpia, transparente y apegada a derecho, su importante labor que es la de impartir justicia.

Anteayer por la mañana, Vicente Antonio Bermúdez Zacarías, juez quinto de distrito en materia de amparos y juicios civiles federales, con sede en Toluca, estado de México, fue asesinado con un disparo en la cabeza por un sujeto desconocido cuando se ejercitaba en las inmediaciones de su domicilio, ubicado en el fraccionamiento Llano Grande, del municipio de Metepec.

Al respecto, el magistrado Ponce Sánchez dijo que la labor de los jueces es siempre riesgosa, debido a que sus resoluciones pueden llegar a afectar de manera importante los intereses de personas, pero esas afectaciones son la consecuencia de las decisiones que un juzgador debe tomar para impartir justicia.

Consideró que este homicidio es un hecho aislado, por lo que no se puede pretender tener un policía para cada juzgador.

En México, por fortuna, se respeta a los jueces; este homicidio deberá ser esclarecido y sus responsables deberán ir a la cárcel.

Finalmente, consideró importante que la población sepa que la labor de los jueces puede resultar muy peligrosa y en ese sentido, pidió un mayor reconocimiento social a la labor que realizan los juzgadores, federales o locales.