CIUDAD DE MÉXICO.- Pese que el sábado fue internado en terapia intermedia del hospital Ángeles Santelena, luego de presentar un cuadro de estrés, a Luis Felipe Tovar le urge ya regresar a sus actividades diarias.
“Está muy ansioso porque tiene la cosquillita de regresar a trabajar y terminar los pendientes que dejó estos días. Está un poco desesperado por salir.
“Está consciente de que tiene que descansar y relajarse un poco, porque el cuerpo también necesita descansar de tanta chamba”, reveló en entrevista María Fernanda Tovar, hija del actor.
Agregó que el estado de salud de su papá ha mejorado considerablemente, pero dado que es una persona muy activa y responsable, ha dicho a sus allegados que deberá concentrarse cuando salga del nosocomio, a la actuación y dirección del montaje Celia el Musical, que estrenará el 5 de mayo, además de estar al frente de su escuela de actuación.
“Le urge salir para atender sus clases, que para él son muy importantes. Como él es la cabeza, por más que haya personas echándonos la mano y teniendo todo bajo control, él, instintivamente, quiere estar ahí”, destacó María Fernanda.
Aseguró que la salud del actor se deterioró por la carga de trabajo, al grado de sufrir una descompensación debido a que también estaba deprimido desde diciembre por la muerte de su mamá.
Finalmente, un cuadro de gastritis se le agudizó.
A Tovar ya le fueron practicados varios análisis tras su salida de terapia intermedia y se espera que hoy pueda irse a su casa. (Arturo Perea/Agencia Reforma)