BMW incorpora a su portafolio de productos la R1200 GS Rallye, una motocicleta que permite sortear prácticamente cualquier camino.

Para probar su desempeño, la llevamos a un recorrido por la sierra del estado de Hidalgo, donde pasamos por tramos de ciudad, carretera, curvas y terracería.

La motocicleta, que en este caso fue la R1200 GS Style Rallye LWR, posee un motor bóxer bicilíndrico de 1,170 centímetros cúbicos, el cual despega de manera impresionante: simplemente desde el cambio de primera a segunda velocidad se alcanzan los 80 kilómetros por hora con un empuje continuo del motor.

Toda la tecnología de la marca alemana, enfocada en disfrutar las carreteras y caminos de terracería fue aplicada, además tiene la comodidad óptima para evitar fatiga tanto en conductor como en acompañante.

De manera opcional se puede agregar Dynamic ESA, que junto con la suspensión semiactiva supervisa el movimiento vertical del control de las ruedas delantera y trasera, además de lecturas como velocidad e inclinación, para adaptar la suspensión a las circunstancias del camino.

En ciudad, el tráfico no se percibe gracias a la altura del manillar, en tanto que manipulándola de manera dócil, se convierte en una motocicleta muy divertida. Llegando a carretera es hora de empuñar con mayor entusiasmo.

Siempre me ha impresionado la configuración de este tipo de motocicletas, que mantiene un empuje constante y sin tener sobresaltos. En la zona de curvas la dinámica permite recuperar la potencia de manera inmediata, de hecho hay que ser un tanto dóciles con el manillar.

A bordo de este tipo de motocicletas, la visión es espectacular, ya que se puede observar el camino a lo lejos y en caso de requerir ampliarla, siempre es posible erguirse sobre los posapies, algo que también ayuda a reducir el cansancio luego de varias horas de conducción.

Al llegar a la terracería, es cuando se pone a prueba la habilidad del piloto; cabe destacar que la motocicleta mantiene la suavidad aún cambiando las modalidades de manejo, la enviamos a Enduro, y si bien es más reactiva, aún mantiene la cordura.

No es una motocicleta para realizar grandes saltos, debido a su peso de 244 kilogramos, sólo los más aventureros podrán hacerlo. La suspensión mantiene parte del confort en zona de terracería y al desconectar el antibloqueo de frenos percibimos como la motocicleta se vuelve más juguetona con la tierra.

BMW continúa con la tendencia en mantener un alto equipamiento para aquellos que buscan la libertad de recorrer grandes distancias, en un modelo capaz de recorrer cualquier camino.

Precio
376,000 pesos
Potencia
125 hp
Torque
125 newtons-metro
Velocidad máxima
200 km/h