Diez comercios, restaurantes, bares y merenderos que operan en el andador J. Pani han sido notificados sorpresivamente por la Secretaría de Desarrollo Urbano del Municipio de Aguascalientes, para que demuelan esos espacios en que mantienen una invasión de la vía pública o en su caso acreditar la propiedad de ese uso suelo que lucran indebidamente en la cotidianidad.
Adrián Castillo Serna, titular de la Sedum, aseveró que esos negocios únicamente tienen una concesión de invasión de la vía pública durante la Feria Nacional de San Marcos, ya que son construcciones efímeras y se encuentran obligados a demolerlas. Por esa razón se han emitido las órdenes correspondientes en ese andador.
En este momento se encuentra un proceso administrativo vigente y la semana pasada, el secretario de Desarrollo Urbano ya atendió a los primeros propietarios de esos negocios que han sido notificados, quienes incluso han pedido a la autoridad municipal que se les vendan los espacios públicos o bien que se les dé una oportunidad de operación, lo cual no será posible, advirtió.
Recordó que en la administración estatal de Luis Armando Reynoso, cuando se hizo el proyecto de las fachadas rústicas en el J. Pani, se colocaron algunos elementos verticales distanciados de los paramentos o viviendas, es decir lo que acredita la propiedad, desde el muro hacia adentro, a eso se llama alineamiento. Sin embargo, ahora varios negocios se encuentran desalineados e invaden la vía pública, motivo por el cual se les ha solicitado que acrediten la propiedad y al no hacerlo, se les obliga a que hagan las demoliciones pertinentes.