Brenda Díaz Alva Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Derramarse una copa de vino sobre la camisa podría ser la pesadilla de cualquier ejecutivo, sin embargo, dos emprendedores acaban de lanzar una propuesta para olvidarse de esta preocupación.
Se trata de Labfresh, prenda de estética minimalista que es repelente a todo tipo de manchas, desde alimentos y bebidas hasta las molestas marcas de sudor.
Desarrollada por el danés Kasper Brandi Petersen y la holandesa Lotte Vink, funciona gracias a INDUO, tratamiento que se aplica a nivel molecular sobre las fibras de algodón antes de crear el textil.
Esta tecnología bloquea todos los fluidos y bacterias del entorno, sin modificar la ligereza y suavidad de la pieza. Además, neutraliza los olores y hace innecesario el planchado.
“Labfresh es nuestra manera de luchar contra el ‘fast fashion’ y los productos baratos que sólo usas unas cuantas veces”, asegura Lotte.
“Con esta camisa que dura más y siempre se ve fresca, buscamos cambiar patrones de consumo irresponsables”, añade.
Los jóvenes la lanzaron en la plataforma de financiamiento Kickstarter y, en tan sólo una hora, ya habían recaudado más de 10 mil euros. A la fecha, es el proyecto de fashion más exitoso de este sitio web.