A pesar de todo, hay “Amor Eterno”

CDMX.- Con las altas y sostenidas notas alcanzadas por Ana Bárbara en su papel de Marieta, quedó claro que el montaje “Amor Eterno” sigue hacia adelante.
Eso le brindó felicidad por partida doble al elenco del musical, pues, además del debut teatral de la cantante, la puesta no tuvo contratiempos.
Los sellos que clausuraron el Teatro San Rafael habían sido retirados por la tarde: un magistrado había determinado que el show debía continuar, pese a que la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) alegaba que la producción no tenía permiso para musicalizar la obra con canciones de Juan Gabriel.
Las puertas se abrieron a las 18:29 horas y la tercera llamada se dio a las 19:05. Ana Bárbara debutó así como una joven cantante que asciende a la fama con temas como “Costumbres”.
Con vestidos que enaltecían su figura, la intérprete fue aplaudida y vitoreada por la potencia de su voz, al igual que Ernesto D’Alessio y Mauricio Martínez. Los tres intérpretes le pusieron la piel chinita a un público que seguía las letras de “Querida”, “El Noa Noa” y “Hasta Que Te Conocí”.
La gente, que ocupó poco menos de la mitad de la primera función de ayer (el recinto tiene un aforo de casi mil 400 butacas), también celebró las perfectas coreografías del ensamble.
“Vale mucho la pena” y “están cabrones” fueron algunas de las frases que expresó la audiencia.
Sin embargo, el público no mostró reparos ante las múltiples fallas de audio e iluminación que hubo, así como las desafinaciones de Pablo Montero.
No importó, pues al final varias señoras compartieron entre sí lo contentas que les había dejado “Amor Eterno”.
“Estamos aquí porque ustedes han decidido estar en esta sala, acompañándonos. Evidentemente, no tuvimos mucho tiempo para vender (entradas), y por eso ven la sala incompleta”, dijo Omar Suárez, productor del musical, al final. (Con información de Shelma Navarrete/Enrique Navarro/Agencia Reforma)