Cuando alguien se ha visto obligado a hacer algo contra su voluntad se dice que “a la fuerza lo ahorcan” y es precisamente lo que ocurre con los ayuntamientos del país, que no obstante estar directamente involucrados con el “mando único” policíaco, el gobierno federal y los gobiernos estatales no los toman en cuenta.

Todo gira en torno a la posición centralista que se ha reimplantado, por lo que sea o no de su agrado deben someterse a los acuerdos de ambas instancias y que están a punto de validar los legisladores federales.

Hace unas semanas la Confederación Nacional de Gobernadores (Conago) determinó dar todo su apoyo a la iniciativa presidencial para que cada entidad asuma el control absoluto de la seguridad pública, por lo tanto las corporaciones municipales dejan de tener autonomía al ser dependientes de la policía estatal, que a su vez recibirá órdenes del gobernador.

Aún cuando esta situación ya está ya en operación en Aguascalientes, por lo que sólo falta que el Congreso de la Unión lo apruebe, no deja de causar incomodidades entre los alcaldes, que ya ni siquiera pueden nombrar al director o secretario de la policía municipal ya que viene desde la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, pero sí tienen la obligación de pagar salarios y prestaciones a toda la corporación.

Luego del pronunciamiento de la Conago a favor de que a la mayor brevedad se legisle, el único presidente municipal que levantó la voz fue el de Aguascalientes, Juan Antonio Martín del Campo, para recordar que es necesario reforzar el área de inteligencia, operativos y otros aspectos para contar con policías más preparados y un sistema de justicia en general con mejores condiciones, que permita hacer frente a la delincuencia y a la inseguridad.

Al mismo tiempo demandó que se vea por los municipios que tienen necesidad de apoyo, que cuentan con pocos elementos y no tienen el equipamiento necesario para llevar a cabo una vigilancia y prevención segura, por lo que el Estado debe ser subsidiario de los ayuntamientos que tengan alguna carencia.

Aunque los alcaldes se reservan en señalarlo está claro que la corrupción que se achaca a las corporaciones municipales no es privativo de este rango, ya que lo mismo sucede con otras, sólo que desde la pasada administración federal y en la presente se ha buscado echarles la culpa de los problemas que subsisten y que da pábulo para que se diga que están dominados por el narcotráfico y bandas criminales.

Es casi un hecho que el “mando único” se convierta en ley, por lo que les guste o no la totalidad de los más de 2,500 presidentes municipales estarán obligados a quedar insertos, pero no significa que estén de acuerdo, por lo que el tema seguirá dando de qué hablar.

De lo que se elude comentar es sobre los salarios, ya que si van a estar encuadrados en la seguridad pública estatal y tendrán las obligaciones inherentes, también tienen que recibir el mismo ingreso económico, armamento y capacitación, que es justamente donde entrarán las pugnas, porque habrá municipios que tendrán la capacidad para absorber la nueva responsabilidad financiera pero otros sufrirán para cumplirla o se verán obligados a eliminar obras y servicios y así poder hacer el pago.

Para exigirle a los municipales que le entren a la refriega, al parejo de los estatales, se requiere que estén en igual de condiciones laborales, de otro modo sería un abuso de autoridad que puede ser denunciado, por lo que si ya se decidió legalizar la imposición centralista hay que hacer bien las cosas, empezando por absorber la nómina de la totalidad de los policías.

“NO SOY UN MUEBLE…”

Se habían tardado pero finalmente hicieron acto de presencia los que quieren saber si el gobernador José Carlos Lozano de la Torre tiene alguna invitación del presidente Enrique Peña Nieto, lo que no pasa de ser una pregunta ociosa puesto que el último que lo diría es el propio mandatario.

Cuando le hicieron la misma pregunta al entonces gobernador Miguel Ángel Barberena Vega (1986-1992) respondió: “No soy un mueble para que muevan de un lado a otro”, con lo que atajó cualquier especulación y al mismo tiempo puso en su lugar a quienes pretendían adelantar vísperas.

Es algo que surge desde el cuarto año de administración, bajo el supuesto que se aprovechará la experiencia que tiene el gobernante, pero sólo en contadas ocasiones han abandonado el cargo, como ocurrió con Felipe González, que el 25 de agosto de 2004, tres meses antes de terminar su gestión, solicitó licencia al ser designado por Vicente Fox como subsecretario de Gobernación y que luego dejó el 9 de enero de 2006 para ser postulado candidato a senador.

De ninguna manera se puede cancelar la posibilidad que el ingeniero Lozano de la Torre pueda irse al gabinete de Peña Nieto antes de entregar el cargo, o que lo haga después, pero no lo va a decir ya que en estos casos ni siquiera cabe una alusión al espejo.

SIN INFORMACIÓN

Como la mujer o el hombre engañado, miles de usuarios del transporte urbano serán los últimos en saber por dónde circularán las unidades en la avenida López Mateos, a raíz de las obras que comenzaron ayer en el cruce con José F. Elizondo.

Son bastantes rutas las que transitan de oriente a poniente y viceversa y que debido a esto tiene que utilizar diversas arterias para reincorporarse a su trayecto normal, pero ni el gobierno del estado, que lleva a cabo los trabajos, ni la Alianza de Transportistas Urbanos y Suburbanos de Aguascalientes (ATUSA) se han tomado la molestia de darlo a conocer.

En su tiempo como jefa de gobierno del Distrito Federal, Rosario Robles Berlanga, tuvo la cortesía de informar mediante desplegados cuando había un cambio temporal de tránsito para que automovilistas y del transporte público supieran el itinerario que podían seguir. Aunque fue criticada porque lo hacía por varios días, a final de cuentas era de gran utilidad para que el público tuviera conocimiento del tiempo que iban a durar los trabajos y qué podía hacer para llegar sin dificultades a su destino.

Lo que se ha hecho aquí es avisar que se pretende terminar las labores antes de que comience la Feria Nacional de San Marcos, por lo que serán casi tres meses que se alterará el movimiento vehicular, cuestión que no sólo afecta la avenida López Mateos sino calles aledañas, algunas de las cuales es posible que cambien el sentido de circulación, de lo cual se desconoce en dónde se hará.

 

ALTRUISMO

 

Así como hay casos que provocan disgusto, otros son dignos de elogio, como la labor que realizó el Colegio de Cirujanos Plásticos y Reconstructivos de Aguascalientes, al efectuar de manera gratuita 10 cirugías reconstructivas al mismo número de personas afectadas por el cáncer de mama. “Lo que hicimos en este proyecto fue ayudar a pacientes de bajos recursos”, seleccionadas de un grupo de 50 candidatas, señaló el presidente del organismo, Roberto Ramírez. Fue un trabajo que se hizo en noviembre pasado y con un seguimiento a cada una para determinar que la evolución fuera satisfactoria. Lo que hacen es devolver a la sociedad algo de lo que les dio para su formación como médicos, en este sentido “estamos para resolver problemas, no importa si hay remuneración económica o no”, explicó el doctor Ramírez, además adelantó que se proponen hacerlo cada año. Ojalá que otros colegios de profesionistas – y no sólo de médicos – hagan algo similar con lo que muchas personas de bajos recursos se verían favorecidas.