Aldo Mateo es el nombre que eligió la familia Hernández Nava Esparza para bautizar a este hermoso bebé.
La ceremonia sacramental se llevó a cabo en la Parroquia Nuestra Señora de los Bosques donde un gran número de asistentes acompañó a la familia anfitriona en tan significativo acontecimiento.
El sacerdote oficiante explicó a los fieles la importancia de acercarse a Dios mediante los sacramentos, además de citar algunos pasajes bíblicos que remontaron a la concurrencia a aquél momento en que Jesús fue bautizado en el Río Jordán.
Posteriormente, se dirigió a los papás y padrinos de Aldo Mateo para invitarlos a ser ejemplo de fe para su hijo, pues aseguró que en ellos está el que este pequeño crezca amando a Dios y siendo fiel creyente.
Asimismo, se dirigió a los padrinos para encomendarles también el cuidado de su ahijado, pues a ellos, dijo, “corresponde el ser como sus segundos padres cuando los busque para pedirles un consejo”.
Finalmente, el sacerdote bendijo al bautizado, augurando para él una hermosa vida, al lado de quienes lo acompañaron en tan especial momento.

Compartir
Artículo anteriorLes heredan fe
Artículo siguienteGremial impone su ley