10 años de cárcel a un feminicida

Él junto con su primo asesinaron a golpes a una mujer

José de Jesús López de Lara

Un adolescente que participó en el asesinato de una mujer que se negó a sostener relaciones sexuales con su primo, fue sentenciado a 10 años de prisión.
La sentencia fue dictada por el Juzgado Especializado en Justicia para Adolescentes en el Estado, por el delito de homicidio doloso calificado.
El sentenciado es Álvaro Iván “N” “N”, de 18 años, quien actualmente se encuentra recluido en el Centro Estatal para el Desarrollo del Adolescente.
Aunque debido a su mayoría de edad, será trasladado a cumplir su sentencia al CERESO para Varones “Aguascalientes”.
En el mes de junio del 2014, cuando Álvaro Iván “N” “N” contaba con 16 años, participó en el asesinato de Laura Verónica Chávez Martínez, de 28 años.
Debido a que dejaron viva a otra mujer, a quien golpearon brutalmente y la dieron por muerta, así como por la revisión de unos videos de vigilancia en una gasolinera, fue como agentes del Grupo Homicidios de la PME lograron identificar y capturar a los asesinos.
El otro involucrado en este crimen y a quien todavía se le sigue proceso penal por homicidio doloso calificado, es Iván Akatzin García Almanza, de 25 años actualmente.
En fecha 11 de junio del 2014, policías preventivos que realizaban un recorrido de vigilancia por el fraccionamiento Ojo de Agua de Palmitas, fueron interceptados por una mujer identificada como María de Lourdes Gutiérrez Álvarez, de 47 años, la cual estaba sumamente golpeada.
La mujer informó que dos sujetos que viajaban a bordo de una camioneta, la habían golpeado de manera brutal. Al creer que ya la habían matado, decidieron alejarse, pero que se habían llevado a su amiga Laura Verónica Chávez Martínez.
Los policías preventivos implementaron un operativo para buscar la camioneta, a los agresores y a la otra mujer, pero con resultados negativos.
Por su parte, María de Lourdes Gutiérrez Álvarez fue trasladada a recibir atención médica.
Fue hasta horas más tarde, cuando se hizo el hallazgo del cadáver de una mujer, en una terracería ubicada por el rumbo de El Duraznillo.
Al lugar del hallazgo llegaron policías preventivos, policías estatales, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de Servicios Periciales y el agente del MP de Hospitales.
Aunque el cadáver de la mujer se encontraba calcinado, fue identificada como Laura Verónica Chávez Martínez, de 28 años, con domicilio en la calle Reinas de la Feria en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos.
Durante el desarrollo de las investigaciones, agentes del Grupo Homicidios de la PME interrogaron a la testigo sobreviviente, quien comentó que tanto ella como su amiga Laura Verónica Chávez, fueron contratadas por dos hombres para sostener relaciones sexuales.
Sin embargo, en determinado momento, uno de los sujetos se molestó con su amiga porque no llegaron a un acuerdo en el precio. Dicho individuo comenzó a golpearla a bordo de la camioneta en que viajaban.
Comentó que ella trató de ayudar a su amiga, pero entre los dos sujetos comenzaron a golpearla brutalmente hasta que la dejaron inconsciente y luego se dieron a la fuga junto con Laura Verónica Chávez, quien más tarde apareció muerta.
La testigo informó que antes de los hechos, habían llegado a una gasolinera ubicada por la carretera federal 70 Oriente, a fin de ponerle gasolina a la camioneta en que viajaban.
Los agentes del Grupo Homicidios de la PME se dirigieron a la estación de servicio y comenzaron a revisar las imágenes de las cámaras de vigilancia.
Fue así como se estableció que los sospechosos viajaban a bordo de una camioneta Ford Scape, modelo 2002, color blanco, con placas de circulación AEW-5585 de Aguascalientes.
Sin embargo, en el mes de agosto del 2014, policías ministeriales ubicaron la camioneta estacionada a las afueras de un billar ubicado en la avenida López Mateos.
Los policías ministeriales montaron vigilancia y poco después observaron a dos sujetos cuando pretendían abordar la camioneta, siendo en esos momentos interceptados.
Al informarles que dicha camioneta estaba involucrada en un asesinato, los dos sujetos se asustaron y terminaron por confesar que ellos habían participado en el crimen de la mujer.
Tras el interrogatorio al que fueron sometidos Álvaro Iván “N” “N” y su primo Iván Akatzin García Almanza, señalaron que todo se originó por una diferencia en cuanto al precio que la mujer fallecida pretendía cobrarles por sostener relaciones sexuales.
Señalaron que a la altura del fraccionamiento Ojo de Agua de Palmitas comenzaron a golpear a Laura Verónica Chávez.
Debido a que la amiga de la víctima trató de ayudarla, también la golpearon brutalmente y al creer que la habían matado decidieron escapar con la otra mujer.
Posteriormente, se dirigieron hasta el poblado de El Duraznillo, donde la asesinaron a golpes con una piedra y luego quemaron el cadáver para evitar que la identificaran.
Enseguida, regresaron al fraccionamiento Ojo de Agua de Palmitas para quemar a la otra mujer que creyeron habían matado. Pero al llegar no la encontraron, por lo que presumieron que la habían dejado viva y optaron por escapar.