Jesús Eduardo Martín Jáuregui

“Un hombre muere en mí, siempre que un hombre muere en cualquier lugar…” fragmento del poema Civilización de Jaime Torres Bodet.

“-What is your name?- -Bond, James Bond” . Dijiste que no te movía la venganza. -Porque lo que me mueve es el deber.- No, yo creo que estás tan cegado por una rabia incontrolable que te da igual a quien te llevas por delante. Dr. No, novela de Ian Fleming.

Otra vez, con diferencia de unos pocos meses, una persona muere en una acción de la Policía preventiva del municipio de la capital. La presunción de inocencia debe prevalecer aún en los casos de evidente flagrancia y corresponderá al juez de la causa penal determinar la responsabilidad y en su caso la magnitud de la condena del policía preventivo que es señalado como responsable de la conducta que privó de la vida a un presunto vicioso asaltante. Con independencia de la responsabilidad individual que pueda ser establecida en el proceso, es inquietante que además de las dos personas fallecidas, al menos dos mas en un lapso relativamente corto hayan resultado lesionadas, todas cuatro por la aplicación de una “llave” que es una maniobra para “someter” a una persona sin causarle lesión, y que sin embargo ha tenido resultados incluso fatales, por lo que es inaplazable realizar una reflexión y tomar las medidas para evitar que acciones lamentables se repitan.

Los hechos son escuetos:

1.- Una pareja se ve sorprendida por un asaltante que, según se supo después, tenía antecedentes como vicioso y delincuente.

2.- Un policía comercial interviene al darse cuenta del pretendido asalto, persigue al vicioso que corre tratando de eludir la captura.

3.- Al cruzar una calle el vicioso está a punto de ser atropellado, pero logra esquivar los vehículos.

4.- En auxilio del policía comercial llegan dos unidades de la policía municipal cada una con cinco elementos de un grupo especialmente preparado.

5.- Entre los once policías tratan de someter al vicioso que los insulta y forcejea posiblemente estimulado por alguna droga.

6.- Los policías logran esposar las manos del vicioso por la espalda, aunque sigue pataleando e insultándolos.

7.- Uno de los policías por la espalda le aplica la “llave china” o “llave mata leones” con objeto de terminar de someterlo, lo tira y lo levanta, siempre sujetándolo del cuello y finalmente el vicioso queda “sometido”.

8.- El vicioso es echado a una de las camionetas y empieza a presentar estertores que culminan con su muerte.

9.- La autopsia demuestra que la causa de la muerte fue la asfixia provocada por la fractura de la traquea provocada por la aplicación de fuerza en el cuello de la víctima.

10.- La Fiscalía del Estado estima que solo hay responsabilidad como presunto homicida del policía que aplicó la llave, no así de los otros 10 que presenciaron y quizás coadyuvaron para la aplicación de la “mata leones”.

11.- El policía presunto homicida, hacía pocos años, había sido objeto de una “recomendación” por violación a los derechos humanos de los ciudadanos.

12.- Un hermano del policía presunto homicida, ex-policía, fue detenido y procesado por presuntos nexos con delincuencia organizada.

13.- El Secretario del Ayuntamiento señala que a veces es necesario el uso de la fuerza y que los policías “no son edecanes”.

14.- Alguien convoca a una marcha en apoyo del policía presuntamente homicida en donde se señala que el muerto era una “fichita” y que el policía cumplió con su deber.

15.- Los protocolos para el uso de la fuerza por parte de las autoridades policíacas señalan que la respuesta debe ser proporcional a la violencia ejercida por el presunto delincuente.

16.- Los manuales para la aplicación de técnicas para someter a una persona, señalan que en el caso de la llamada “llave china” o “llave mata leones”, tiene por objeto exclusivamente provocar un desvanecimiento pasajero para aplicar los “aros” (esposas).

17.- Los manuales señalan también la forma en que debe aplicarse la “llave” para no provocar lesiones.

18.- En los últimos meses la aplicación por parte de elementos policíacos de la policía preventiva del municipio de Aguascalientes ha provocado dos muertes y dos lesionados.

19.- Una de las víctimas mortales y los dos lesionados, ciudadanos que fueron objeto sin razón de una acción violenta de los policías, que fueron sujetos a procesos punitivos.

20.- El mando único es para efectos operativos, por lo que no se deriva responsabilidad alguna sino para el cuerpo municipal.

21.- Los cuerpos policíacos por su naturaleza cumplen una labor delicada, peligrosa y sacrificada.

22.- La selección de una persona para desempeñar una función tan delicada requiere la constatación no sólo de capacidades físicas sino de aptitudes psíquicas que lo hagan aceptable para la tarea policíaca.

23.- La disciplina es un componente fundamental de la formación de los policías, pero mas importante aún es inculcarles que son más que “edecanes”, son “servidores públicos” y que su tarea básica es vigilar, proteger, ordenar, someter y sólo en casos extremos reprimir, pero nunca actuar por venganza ni desquite.

Esos son los hechos.

Tres corolarios de mi cosecha.

a.- Si once policías no lograron someter a una persona sino matándola algo está fallando en su preparación, en su actuación y en su función.

b.- Si en los últimos meses se han repetido acciones documentadas de abuso de la fuerza, maltratamiento y tortura, algo está fallando en la corporación.

c.- No es admisible la violación reiterada de los derechos fundamentales por quienes están obligados a tutelarlos, cuidarlos y garantizarlos.

bullidero@outlook.com           bullidero.blogspot.com           twitter @jemartinj